Tu navegador no soporta JavaScript!
logo-preloader
ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 30€

¿Sabes cómo endulzar tu Matcha Latte de forma Saludable?


Seremos totalmente sinceros: no recomendamos añadir ningún tipo de edulcorante a un Matcha Latte, y sobre todo si está hecho con nuestro Matcha PREMIUM, por la sencilla razón de que un edulcorante alteraría su sabor y no disfrutarás la astringencia, con toque dulzón, producido por la clorofila y a los aminoácidos presente en las hojas tiernas de té verde.

Sin embargo, sabemos que a muchas personas les gusta darle un toque dulce a sus bebidas y por eso hemos decidido explicar cuáles son las opciones. A continuación, te contamos cómo endulzar tu Matcha Latte de forma saludable.

A alto nivel, los edulcorantes se clasifican dependiendo de si aportan, o no, calorías. Por ejemplo, como edulcorantes calóricos, o energéticos, tenemos:

Sacarosa - es el azúcar común que se suele utilizar para endulzar postres, cafés y tés. Este tipo de azúcar proviene de un proceso de refinado al que se somete la caña de azúcar. Por ejemplo, el azúcar blanca, azúcar moreno, azúcar glas, azúcar mascabado y la melaza son tipos de sacarosas.

Fructosa - es el azúcar extraído de frutas, vegetales y miel. Tiene más poder edulcorante que la sacarosa, pero en los últimos años se ha convertido en objeto de polémica por ser considerada una de las principales causas de la obesidad.

Polialcoholes - también conocidos como alcoholes de azúcar, pueden tener un poder edulcorante mayor que la sacarosa, aunque aportan menos calorías que la misma. Algunos son el Sorbitol (presentes en los típicos cereales para desayunar) y el Xilitol (utilizado para endulzar chicles, helados, bollería, etc.). El consumo excesivo de este tipo de azúcares puede ser perjudicial para nuestra salud.

Por otro lado, tenemos los edulcorantes no calóricos, o no energéticos. Algunos de ellos son:

Sacarina - es de los edulcorantes sintéticos más antiguos (fue descubierto en 1878) y populares. Aunque la razón de su fama no es muy buena: en los años setenta varios grupos de investigadores demostraron que altas dosis de sacarina puede producir cáncer de vejiga en ratas. La máxima cantidad recomendada es de 5mg por kilo de peso y día.

Sucralosa - es aproximadamente 600 veces más dulce que la sacarosa. Además, puede mantenerse estable a bajas temperaturas y hasta los 230º de temperatura. Por lo cual, es muy utilizado en la industria alimenticia para endulzar bebidas bajas en calorías y alimentos procesados.

Stevia - muy de moda en estos tiempos, es un edulcorante no calórico de origen vegetal. Tiene hasta 300 veces más poder edulcorante que la sacarosa y se mantiene estable hasta los 200º, por lo que se utiliza mucho en repostería.

Como hemos visto, hay muchas formas en las que podemos endulzar un Matcha Latte. Sin embargo, no todas son buenas. Particularmente, recomendamos utilizar Stevia pura como edulcorante, ya que no aporta calorías y es de origen vegetal.

Esperamos que este post te haya sido de ayuda y logres endulzar tu vida de una manera saludable :)



COMPARTE ESTE POST