Tu navegador no soporta JavaScript!
logo-preloader
ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 30€

¡Hábitos para empezar el día con energía!


“En los primeros treinta años de tu vida, tú defines tus hábitos. Durante los últimos treinta, tus hábitos te definen a ti” - Proverbio Hindú.

Para muchos es normal vivir con una sensación de pesadez y cansancio durante el día. Pero, ¿Qué diferencia las personas que viven llenos de energía y saludables de aquellos que parecen estar siempre cansados y enfermos? La respuesta se limita a una sola palabra: Hábitos.

Somos la suma de nuestros hábitos. Sean estos positivos o negativos, nuestra vida se verá afectada por ellos, así que más nos vale incluir hábitos positivos. A continuación, te contamos qué hábitos te ayudarán a empezar el día con el pie derecho.

Tomar agua en ayuna - es recomendable tomar de uno a dos vasos de agua en ayuna ya que esto activa tu metabolismo y tu sistema digestivo, te ayuda a liberar toxinas y además previene el estreñimiento.

Respirar profundo y estirarte - después de tantas horas en reposo es importante activar el cuerpo, así que te aconsejamos hacer 3 respiraciones profundas seguidas de algunos movimientos de estiramiento. Te invitamos a que visites la página de Xuan Lan (http://xuanlanyoga.com) y descubras posturas de yoga ideales para empezar el día.

Meditar durante 10 minutos - Meditar mejora la memoria, reduce la presión sanguínea, estimula las zonas del cerebros encargadas de generar estados de felicidad, acalla la mente y te libera de las preocupaciones diarias, aliviando el estrés, la ansiedad y la depresión. En conclusión, ¡meditar mejorará tu vida! Puedes leer más en nuestro post La Pareja Perfecta: Matcha & Meditación

Tomar un Matcha Latte - la mejor manera de conseguir energía saludable y prolongada es tomando té Matcha. Nuestro Matcha PREMIUM no sólo te aportará cafeína (34 mg por cada gramo), sino también teanina que ayuda a que la energía perdure por hasta seis horas. Además proporciona antioxidantes que te ayudarán a regenerar tus células y a combatir los radicales libres de tu cuerpo.

Hacer ejercicio matutino -  aunque para muchas personas resulta complicado o difícil el ejercitarse a primera hora del día, te recomendamos que lo intentes, pues hacer ejercicio en la mañana te ayudará a quemar más grasas, aliviar el estrés y te llenará de energía. Puedes hacerlo en ayuna, después de comerte una pieza de fruta o tomarte un batido proteico.

Comer un desayuno balanceado - después de ejercitarte lo siguiente es recargar las baterías. Desayunar es importante ya que te ayuda a mantener tus niveles de glucosa en sangre y aliviar la ansiedad. Incluye un desayuno que te proporcione hidratos de carbono, grasas no saturadas y proteína. Evita comidas procesadas y siempre inclínate por productos naturales.

Practicar la gratitud y el positivismo - recuerda: ¡estás vivo! Así que siéntete agradecido y antes de salir de casa vístete de buena actitud y de positivismo. Cada nuevo día es una nueva oportunidad para hacer las cosas que te gustan.



COMPARTE ESTE POST